Aviso: este portal está en proceso de renovación. Algunas funciones pueden no estar disponibles de forma transitoria - 5 de febrero de 2016


img


  Aviso: Artículo nuevo: Curiosidades sobre el 'arroz de jade' — 14 de Junio de 2015 || Artículo nuevo: De Solterones y Solteronas... — 31 de Marzo de 2015

CULTURA - GACETA XIANZAI


Algunas criaturas mitológicas chinas


Por

Fernando García-Quismondo







Las criaturas mitológicas, tanto bondadosas como malignas, abundan en la antigua tradición china, y están muy presentes en buena parte de la herencia cultural del país. La mayoría de estas criaturas se encuentran recogidas en el /Shānhǎi jīng/“El Clásico de las Montañas y los Mares”, un libro que es una recopilación realizada entre los años 500 y 200 antes de nuestra era, y que contiene un amplio rango de descripciones de accidentes geográficos, de costumbres populares, y de más de 400 dioses y criaturas míticas.

Por el lado positivo, las criaturas más propicias de acuerdo a esta antigua mitología tradicional china son el dragón, la tortuga, el fenghuang, el qilin y el pixiu.

Todos hemos oído hablar en algún momento de los “dragones”, y de hecho les dedicamos un artículo Xianzai hace bastante tiempo, y también es obvio que todos sabemos lo que es una “tortuga”, independientemente de los aspectos fantásticos que puedan rodear a este animal en la mitología china, pero... ¿qué son los otros tres animales: el /fènghuáng/”fénix chino”, el /qílín/”unicornio chino” y el /píxiū/”león alado”?


/fènghuáng/”fénix chino”





El primer capítulo del libro Shan Hai Jing que mencionábamos al principio de este artículo describe con versos de cuatro caracteres cómo cada parte del cuerpo del Fenghuang representa un concepto positivo: la cabeza representa la virtud (), las alas representan la justicia (/), la espalda representa la cortesía (/), el abdomen representa la fe o creencia () y el pecho representa la compasión ().

Por otro lado la tradición establece que cada elemento de su cuerpo también simboliza alguno de los seis “cuerpos celestiales”: su cabeza es el cielo, los ojos son el sol, la espalda es la luna, las alas el viento, las patas la tierra y la cola los planetas.

Pero no sólo se aplica esta variada simbología a las distintas partes del cuerpo del Fenghuang. También sus plumas, que contienen los cinco colores fundamentales: el blanco, el negro, el rojo, el azul y el amarillo, establecen a su vez una equivalencia con las cinco virtudes confucianas: Benevolencia, Honestidad, Conocimiento, Integridad y Buena Educación,

El Fenghuang es por todo ello un animal propicio, que sólo aparece en lugares que están bendecidos con la paz, la prosperidad y la felicidad, y también se emplea su figura muy habitualmente para representar la fidelidad, por lo que su presencia es habitual en la decoración de las bodas chinas, simbolizando con el Fenghuang una metáfora más de la perfecta unión entre el yin y el yang encarnados en el esposo y la esposa.

/qílín/”unicornio chino”





Aunque el Qilin es un animal mítico cuya representación ha variado a lo largo de los siglos y en los distintos países asiáticos, a menudo ha sido representado como un animal con cascos similares a los del caballo, un cuerpo fuerte recubierto de escamas y una cabeza parecida a la de un dragón, con un único cuerno en su frente, lo que hace que sea equiparado con el “unicornio” occidental.

Independientemente de su aspecto exterior, lo más importante del Qilin es que es es un animal tranquilo (aunque puede ponerse violento ante la injusticia) que propaga la serenidad y la prosperidad allá donde va, y que además se aparece supuestamente en aquellos sitios donde impera un gobernante sabio y benevolente, lo cual ha sido aprovechado para dar pie a leyendas relativas a su presencia en el jardín del también legendario Huang Di, o del emperador Yao, o incluso anunciando el mismísimo nacimiento de Confucio.

/píxiū/”león alado”





El pixiu es un león alado con pelaje blanco y gris que supuestamente protege a su amo del mal, atrayendo también la riqueza. Por ello es muy habitual en varias regiones de China llevar consigo un pequeño Pixiu de jade para atraer la fortuna cuando uno va a una casa de juego.

El origen de esa tradición procede de una leyenda según la cual el Pixiu, que se alimentaba exclusivamente de oro y plata, fue castigado un día por el Emperador de Jade, señor de los cielos, debido a que había hecho sus necesidades en la alfombra del palacio celestial. El Emperador de Jade golpeo tan fuertemente el trasero del pobre Pixiu que lo dejó sellado (¡!) de modo que todo el oro y la plata que el Pixiu ingirió desde entonces permaneció para siempre en su interior. Este divertido cuento es el causante de que la tradición china interprete que el Pixiu no sólo atrae la riqueza sino que también evita que ésta se pierda...



Junto a estos cinco animales propicios: dragón, tortuga, fenghuang, qilin y pixiu, en el lado negativo de esta mitológica balanza tenemos que las criaturas más malvadas de acuerdo a la tradición china son los conocidos como los /sìxiong/”Cuatro Malvados”: el Taotie, el Hundun, el Taowu y el Qiongqi.

/tāotiè/”El ogro glotón”





El Taotie es un monstruo misterioso, incluso dentro de lo que es la mitología china. De acuerdo a la leyenda, el Taotie devoraba todo aquello que veía a su alcance, por lo que en un momento dado comenzó a comerse su propio cuerpo, quedando sólo la cabeza, donde no llegaba con la boca.

Debido a ello la representación de su imagen se limita a menudo a una gran cabeza con una enorme boca, pero sin cuerpo alguno, simbolizando de este modo el terrible pecado de la glotonería, que puede conducir a unos extremos insospechados.

/qióngqí





El Qiongqi representa todo lo taimado, pérfido y traicionero. De acuerdo al libro “Shan Hai Jing”, del que ya hemos hablado en este artículo, el Qiongqi vivía en la legendaria montaña “Gui” (en chino “”/guī shān), Se le representa como un tigre devorahombres provisto de alas y púas de puercoespín, y quizá alguno de nuestros seguidores conozca su imagen, ya que se ha empleado en algunos juegos de rol y de naipes para representar un tipo de bestia de estas características. El Qiongqi también aparece en un libro de exorcismos llamado “”/dà nuó/, en el que se le enumera entre las doce bestias malignas devorahombres.

/táowù





El Taowu simboliza la ignorancia, y allá donde va provoca la confusión y la apatía haciendo que los mortales pierdan la curiosidad y la motivación para alcanzar la iluminación. De acuerdo al Zuozhuan (otro libro de leyendas del que hablaremos más tarde, escrito alrededor del 400 antes de nuestra era y atribuido al historiador ciego Zuo Qiuming), Taowu era el hijo de /zhuānxū/ uno de los cinco emperadores legendarios, y por tanto bisnieto del también mítico Emperador Amarillo, que supuestamente reinó alrededor del 2.500 antes de nuestra era. Por sus características (arrogante, fiero, inmisericorde, despiadado, etc.), no es de extrañar que se convirtiera en uno de los "Cuatro Malignos". Otros libros lo describen como una bestia similar a un tigre, con cabello largo y rostro humano, poseedor de unos dientes desproporcionados.

/hùndùn/”El ser sin rostro”





Dentro de la cosmogonía china, Hundun es el “caos primigenio”, un concepto que también tiene su equivalente en otras cosmogonías como la sumeria, judeocristiana, griega, hindú, etc. Pero junto a este concepto genérico de “caos”, el término “Hundun” también aparece en el clásico Zuozhuan, y en este caso hace referencia a un personaje malvado.

De acuerdo al Zuozhuan, el clásico del 400 antes de nuestra era del que hablábamos antes, Hundun era un hijo descarriado del mítico Emperador Amarillo que, al revés que su legendario padre, creció convirtiéndose en un villano de todo corazón sin habilidades ni virtudes, descarado, vil, obstinado, estúpido y antipático que se deleitaba en la práctica de los peores vicios y era odiado por todo el mundo, que se refería a él como “Caos” (como vemos, una referencia al concepto cosmogónico). Hundun contaba sólo con la amistad de tres tipos similares a él... nuestros ya conocidos Taowu, Taotie y Qiongqi, una cuadrilla que ya hemos comentado que era conocida como /sìxiong/”Los Cuatro Malvados”.

De acuerdo a la leyenda, cuando el sabio Shun se convirtió en el ministro de Yaou, recibió a los nobles de las cuatro partes del imperio y, tras escucharles, desterró a estos cuatro villanos a los cuatro puntos más distantes, para evitar así mayores daños. Los tres “amigos” de Hundun -Taowu, Taotie y Qiongqi- desaparecieron en la historia y el mito, pero... desde Chinoesfera traemos hoy un “secreto” que pocos saben: Hundun logró “sobrevivir” a aquel destierro y a la capa del olvido de una manera peculiar... en la comida.

Si nos fijamos en los caracteres de la palabra /hùndùn vemos que a la izquierda de ambos tenemos el radical de agua () y a la derecha los caracteres /kūn y /tún que aportan la parte fonética del hanzi. Pero... si en lugar del radical de agua () ponemos en ambos caracteres el radical de comida () tendríamos una palabra que se pronuncia prácticamente igual /húntún, y que no es otra cosa que... la famosa “sopa de wantan”, tan apreciada por los chinos y por nosotros los occidentales (Nota: “wantan” es la pronunciación cantonesa de /húntún).





¿Sorprendente? La verdad es que no deja de tener su gracia que en el idioma chino pueda encontrarse una equivalencia tan curiosa entre la sopa de wantan y el caos primigenio, aunque si pensamos en ello, la imagen de las bolas de wantan bullendo al fuego lento dentro de la olla no deja de ser una estupenda metáfora de esa otra “sopa sin forma” que pudo ser aquel caos primordial... o viceversa.




Caracteres en este artículo:
-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-



Deja tu comentario:

img  img

APUNTATE AL NEWSLETTER:


© 2007-2011 - Chinoesfera.Com

Ofrecido por: Mundoesfera.Com



Hanzi