Aviso: este portal está en proceso de renovación. Algunas funciones pueden no estar disponibles de forma transitoria - 5 de febrero de 2016


img


  Aviso: Artículo nuevo: Curiosidades sobre el 'arroz de jade' — 14 de Junio de 2015 || Artículo nuevo: De Solterones y Solteronas... — 31 de Marzo de 2015

CULTURA - GACETA XIANZAI


Algunos datos sobre la Gran Muralla


Por

Fernando García-Quismondo







Todos conocemos perfectamente lo que es la Gran Muralla China (en chino /Chángchéng) pero la realidad es que, cuando se inició realmente la construcción de muros defensivos entre los siglos VII y IV antes de nuestra era, aquello no podía ser considerado "LA" Gran Muralla, ya que se trataba realmente de una combinación de distintas fortificaciones y murallas a lo largo de la frontera norte del país, construidas por los distintos reinos como defensas frente al ataque de los reinos vecinos. Tuvieron que pasar varios siglos para que bajo la dinastía Qin llegasen a unirse esas primitivas murallas bajo una única estructura dando lugar a lo que conocemos hoy como Gran Muralla, aunque la expresión "lo que conocemos HOY" tampoco sería exacta, como veremos a continuación.

Si uno lee libros y artículos sobre esta colosal construcción a veces encuentra frases que dan a entender que “la muralla actual” fue construida entre los años 220 y 206 antes de nuestra era por Qin Shi Huang, famoso por haberse convertido en el primer Emperador de China tras la unificación que llevó a cabo de los distintos reinos. Además de que, como acabamos de comentar, no sería exacto decir que la muralla fue obra suya, ya que realmente había ya murallas previas que fueron incorporadas dentro de esa construcción ordenada por Qin Shi Huang, tampoco sería correcto decir que la Gran Muralla que vemos HOY sea la misma que se levantó bajo su mandato, ya que realmente queda muy poco de aquella muralla original que ordenó construir. En su lugar, la mayoría de lo que podemos encontrar a día de hoy y que conocemos como "Gran Muralla" procede en realidad de la enorme reconstrucción de la misma que se llevó a cabo durante la dinastía Ming, que necesitaba de esta imponente barrera defensiva para protegerse de las invasiones manchúes procedentes del norte.

Al hilo de esto, hay otro dato interesante respecto a la Gran Muralla relativo a su funcionalidad: aunque siempre se dice que su objetivo principal era la defensa contra las potenciales incursiones militares desde el norte (lo cual es cierto), también tuvo otra finalidad aparte de esta. Además de como barrera defensiva, la Gran Muralla también sirvió durante parte de su existencia para el control fronterizo de la inmigración y la emigración de personas, y para el cobro de aduanas para aquellas mercancías que se dirigían a la famosa Ruta de la Seda.

Queremos terminar este breve artículo desmontando un famoso mito: el que dice que "la Gran Muralla es la única construcción humana visible a simple vista desde la luna (o desde el espacio, según otras fuentes)", una afirmación que no es cierta en absoluto. Los estudios arqueológicos realizados en 2008 dieron como resultado una longitud total de la Gran Muralla de 8.851 km (contando tanto la muralla y trincheras construidas -algo más de 6.600 kilómetros- como la muralla "natural" de 2.200 km que constituyen las colinas y ríos que forman parte del recorrido de la misma). A pesar de que esta vasta longitud es ciertamente abrumadora hay que tener también muy en cuenta otros dos factores: por un lado su trazado se confunde con el paisaje en buena parte de todo el recorrido, y por otro lado la Gran Muralla es una construcción bastante angosta, unos 6 metros de ancho de media (¡una anchura inferior a la de muchas autopistas!) por lo que, por ejemplo, poder ver la Gran Muralla desde una altura de 160 km equivaldría a poder ver un fino cable de 2 cm de diámetro desde una distancia de más de 500 metros… Tanto la Estación Espacial Internacional como la luna están en una órbita muy superior a esa distancia, así que... no, no es posible verla desde el espacio, como de hecho han podido constatar los astronautas que han estado en la luna, o los que han visitado la ISS.

De todos modos este detalle no invalida el hecho de que la Gran Muralla sea una de las construcciones más relevantes de la Historia, algo que le valió ser nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1987, y también ser elegida como una de las "Siete Maravillas del Mundo Moderno" en la votación que se llevó a cabo en 2007.

Así que, a pesar de su mal estado de conservación en algunas partes de su extenso recorrido, no tenemos de qué preocuparnos: la /Chángchéng/“Gran Muralla” va a seguir acompañándonos durante mucho, mucho tiempo, y desde aquí deseamos a todos nuestros seguidores chinoesferos que tengan la ocasión de poder visitarla alguna vez en la vida, ya que es una experiencia realmente interesante.

Caracteres en este artículo:
-

-



Deja tu comentario:

img  img

APUNTATE AL NEWSLETTER:


© 2007-2011 - Chinoesfera.Com

Ofrecido por: Mundoesfera.Com



Hanzi