Aviso: este portal está en proceso de renovación. Algunas funciones pueden no estar disponibles de forma transitoria - 5 de febrero de 2016


img


  Aviso: Artículo nuevo: Curiosidades sobre el 'arroz de jade' — 14 de Junio de 2015 || Artículo nuevo: De Solterones y Solteronas... — 31 de Marzo de 2015

IDIOMA - GACETA XIANZAI


Sobre la simplificación de caracteres


Por

Fernando García-Quismondo







"。。。" ("Si quieres aprender bien el idioma chino, no basta sólo con escuchar y hablar, sino que también debes escribir caracteres cada día...")

Amigo lector, si ya eres un estudiante del idioma chino, ¿serías capaz de leer la frase anterior (la versión en chino, se entiende...) o necesitarías una transcripción en pinyin para hacerlo porque no puedes leer esos hermosos aunque intrincados trazos? Si ese es el caso serías lo que en chino se denomina un /wénmáng, palabra que puede traducirse literalmente como "ciego para el lenguaje", y que es la forma en la que se define en ese idioma a la persona que a pesar de comprender y hablar una lengua no sabe leerla o escribirla (lo que en español denominaríamos "analfabeto")

A principios del siglo XX el problema del analfabetismo en China era abrumador ya que superaba el 80% de la población (de acuerdo a las cifras que se manejan habitualmente en diversas fuentes). Debido a ello ya en los años 30 y 40 un elevado número de intelectuales chinos planteó que era necesario acometer reformas para hacer frente a ese analfabetismo masivo del país y con ello avanzar en la modernización del mismo, y una de esas reformas debía ser la simplificación de los caracteres chinos o sinogramas, los famosos "hanzi", ya que la complejidad de los caracteres chinos tradicionales con sus intrincados y numerosos trazos suponían un claro problema a la hora de aprender a leer y escribir para toda esa población que, además, no tenía un acceso generalizado a la educación.

Como resultado de esas iniciativas, y aunque como veremos posteriormente la labor principal se llevaría a cabo años después, el primer intento de simplificación fue realizado en la década de los años 30 cuando Qian Xuantong elaboró una lista en la que simplificaba 324 caracteres a partir de sus equivalentes tradicionales. Esta lista llegó a ser presentada oficialmente en 1935, pero desafortunadamente fue retirada al año siguiente y no se aplicó de forma generalizada.

Aunque hubo algún otro intento fallido en la década de los años 40, la labor de simplificación no tuvo avances significativos hasta llegar a 1954, año en el que el Ministerio chino de Educación creó una serie de comités con el objetivo de promover la alfabetización y modernización del país. Junto al comité encargado de llevar a cabo la creación de un sistema de transcripción (el "Pinyin", del que ya hablamos en otro artículo Xianzai), el otro comité principal se dedicó a las reglas para la creación de los caracteres simplificados que conocemos hoy en día: Se consideraba que la unión de ambas medidas (caracteres más simples y una herramienta como el Pinyin para facilitar su aprendizaje) serían claves en el ambicioso plan de promover la educación universal en todo el país y acabar con el analfabetismo que sufría la mayoría de la población.

La primera lista "oficial" de caracteres simplificados resultante del trabajo de este comité se publicó en 1956, y se amplió en 1964. Aunque hubo un intento de extensión de la lista en 1977 la realidad es que no fue muy bien recibida y finalmente en 1986 las autoridades decidieron cancelarla, dejando como definitiva (aunque con revisiones) la lista de 1964, que pasó a llamarse /jiǎnhuà zì zǒng biǎo/"Lista completa de caracteres simplificados" (de todos modos, y como curiosidad, en 2009 el gobierno chino insinuó que estaba considerando volver a hacer una revisión para lanzar una nueva lista modificada, aunque se trata de un proyecto que no tiene aún una fecha estimada de puesta en marcha).

Los "caracteres simplificados" (que como acabamos de ver en chino se llaman /jiǎnhuàzì, o más coloquialmente /jiǎntizì) son en general el resultado de la aplicación de una serie de reglas sobre la forma tradicional de los mismos. El objetivo en general era reducir el número de trazos y simplificar la forma, y para ello se usó a menudo formas cursivas de caligrafías ya existentes (como la "caoshu") y en otros casos se aplicaron unas normas definidas como por ejemplo la de reemplazar todas las ocurrencias de un componente determinado con una versión simplificada del mismo, o la consolidación de varios caracteres tradicionales con igual pronunciación e idéntico significado en un sólo carácter (el más simple de todos ellos). Aunque en algunas ocasiones las reglas que han dado lugar a la simplificación pueden parecer un tanto aleatorias, extrañas e impredecibles a los ojos de algunas personas, lo cierto es que los métodos y reglas de simplificación son muy pocos y consistentes, y a menudo esa “inconsistencia” es más bien una percepción errónea por parte del estudiante del idioma.

Pero no queremos terminar este artículo sin intentar dar respuesta a la pregunta que siempre se plantea llegado este punto: Independientemente de su utilidad educativa inicial orientada a la alfabetización del país, ¿los caracteres simplificados son mejores o peores que los tradicionales? La verdad es que es un tema complejo, y cada uno puede llegar a su propia conclusión. Hay personas que consideran que los caracteres tradicionales, aunque más difíciles de aprender, son más hermosos y además dan una idea más próxima de su significado ya que permiten en muchos casos "interpretar" el concepto que representan gracias a que muestran más claramente la forma esquemática de ese objeto o idea. Otras personas consideran por el contrario que la esencia del idioma chino se mantiene a pesar de la simplificación de los caracteres y que, además, al cumplirse el objetivo inicial de facilitar el aprendizaje, la simplificación ha hecho que el idioma chino pueda expandirse mucho más fácilmente dentro y fuera del país; algo que, si se hubiera mantenido la escritura tradicional, habría sido más complicado. También hay quien apunta a la hipotética posibilidad de eliminar por completo los sinogramas en el futuro, dando paso a una escritura "fonética" con caracteres occidentales.

Para que podáis opinar sobre algunos ejemplos, aquí dejamos una imagen con diversos hanzi escritos tanto con caracteres simplificados (linea superior) como con caracteres tradicionales (línea inferior).




De todos modos, y para concluir nuestro artículo, aunque en la China actual la norma "oficial" de escritura sea empleando caracteres simplificados, se produce una situación curiosa de coexistencia entre ambos modelos. Por ejemplo, no se forzó a Hong Kong o Macao tras su incorporación al país a cambiar su forma tradicional de escritura, y la prensa (o los anuncios comerciales) emplean el tipo de caracteres tradicionales en aquellas regiones. Por otro lado, en la propia China algunas personas pertenecientes a círculos más eruditos (y, en algunos casos, algo snobs) presumen en la actualidad del empleo de los “antiguos” caracteres tradicionales cuando escriben, como si ello otorgase un status de distinción y elegancia a su escritura frente al uso de los "populares" y "comunes" (=¿vulgares?) caracteres simplificados.


Caracteres en este artículo:
-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-



Deja tu comentario:

img  img

APUNTATE AL NEWSLETTER:


© 2007-2011 - Chinoesfera.Com

Ofrecido por: Mundoesfera.Com



Hanzi