Aviso: este portal está en proceso de renovación. Algunas funciones pueden no estar disponibles de forma transitoria - 5 de febrero de 2016


img


  Aviso: Artículo nuevo: Curiosidades sobre el 'arroz de jade' — 14 de Junio de 2015 || Artículo nuevo: De Solterones y Solteronas... — 31 de Marzo de 2015

CURIOSIDADES - GACETA XIANZAI


¿Beijing, Pekín, Beiping, Yanjing, Janbaliq?


Por

Fernando García-Quismondo







De acuerdo al "Diccionario Panhispánico de Dudas" de la RAE, la Academia de la Lengua que consolida el español que compartimos todos los hispanohablantes, la manera recomendada de nombrar en nuestro idioma a la ciudad que es la capital de China sería con el topónimo traducido "Pekín" (lo cual no es extraño, ya que hacemos lo mismo con muchas otras ciudades del mundo: "Londres" por "London", "Florencia" por "Firenze", "Nueva York" por "New York", “Estocolmo” por “Stockholm”, etc.).

Pero, ¿de dónde viene esa traducción al español de "Pekín"? La respuesta debemos buscarla en su raíz, ya que "Pekín" es a su vez una adaptación de "Peking", que es como se transcribía a principios del siglo XX el nombre de la ciudad de acuerdo al método de transcripción del sistema postal chino, un sistema utilizado para poder escribir con caracteres occidentales nombres de lugares, y que fue creado en la Asamblea Conjunta de los Correos Imperiales de 1906. En aquel sistema de transcripción (muy anterior al Pinyin, creado a mediados del siglo XX, y al que ya dedicamos un artículo Xianzai hace algún tiempo) podemos apreciar que en este "Peking" aparece una variante arcaica en la segunda sílaba del nombre de la ciudad, que antiguamente se pronunciaba como "king" y actualmente como "jing".

Aparte de la variante "Pekín" que acabamos de ver, en español también existía otra forma más antigua del nombre de la ciudad: "Pequín". Esta variante está documentada desde el siglo XVII y aunque la realidad es que hoy día su uso es mucho más minoritario a la hora de nombrar a la ciudad sin embargo sigue muy presente en algunas palabras, como por ejemplo el gentilicio que se aplica al nombre de una raza de perro: el famoso "perro pequinés".

Entonces, ¿deberíamos decir siempre "Pekín"? Bueno, a pesar de la recomendación de la RAE lo cierto es que en las últimas décadas la mayoría de los medios de comunicación hispanohablantes han ido abandonando esa palabra, adoptando gradualmente el uso del topónimo "Beijing" que es la transcripción al pinyin del nombre oficial de la ciudad (Běijīng, literalmente "Capital del Norte"). Esta adopción del nombre oficial se potenció enormemente a partir de las Olimpiadas que tuvieron lugar en la ciudad en 2008, y cada vez es más raro encontrar escrito la variante "Pekín" en los noticieros y la prensa de nuestro entorno.

Pero los españolizados "Pekin" o "Pequín" no han sido los únicos nombres que ha tenido la ciudad. Dejando de lado estas transcripciones a nuestro idioma la actual Beijing ha tenido otros nombres en el pasado. A continuación veremos algunos de ellos:

En tiempos antiguos se conoció a la ciudad como /Yānjīng, ya que fue la capital del estado de Yan en el norte del país. Durante la dinastía Han se rebautizó la región como /Fànyáng, siendo un importante destacamento militar y nodo comercial tanto durante esa época como durante la dinastía Tang, y nuevamente fue rebautizada durante la dinastía Jin (años 1115 - 1234 de nuestra era) como /Zhōngdū.

En la época del imperio mongol (siglo XIII) la ciudad recuperaría el nombre anterior de /Yānjīng, pero sería más conocida por su nombre mongol de "Janbaliq" o "Khanbaliq" (= "Ciudad del Jan") un nombre que llegó a occidente a través de famosos viajeros como Ibn Batuta o Marco Polo (aunque este último se refirió a ella como “Cambuluc” en sus obras).

A partir de 1280, y bajo el reinado del famoso Kublai Kan, el primer emperador de la dinastía Yuan, la ciudad adoptó el nombre de /Dàdū, que significa sencillamente "gran capital".

Unas décadas después, y con la llegada de la dinastía Ming tras el derrocamiento de la dinastía Yuan en 1368, se la rebautizó una vez más como /Běipíng/"Paz del Norte", un nombre que tenía como objetivo enfatizar que en aquellos tiempos /Nánjīng/la "Capital del Sur", era la principal capital del imperio. Sin embargo, pocos años después, a principios del siglo XV (1403), el emperador Yongle relegó a Nanjing al rango de “segunda capital” anunciando que la nueva capital del imperio sería aquella ciudad del norte que a partir de entonces sería llamada por primera vez /Běijīng/"Capital del Norte" hasta la llegada del siglo XX.

En ese siglo (concretamente en 1928), el entonces gobierno de la República de China decidió retomar el nombre que tuvo la ciudad durante la dinastía Ming, volviendo a llamarla /Běipíng/"Paz del Norte", aunque en este caso el objetivo era resaltar el deseo de un futuro pacífico para la misma tras su reconquista llevada a cabo en la campaña para la reunificación del país.

Posteriormente, durante el convulso periodo de la segunda guerra mundial la ciudad volvió a cambiar de nombre una vez más cuando fue ocupada por los japoneses, que le devolvieron el nombre de "Běijīng" (Capital del Norte), pero tras concluir la guerra volvió a recuperar de nuevo la forma anterior de /Běipíng que había establecido en 1928 el gobierno chino. Tendría que llegar el año 1949 para que, tras la guerra civil china, el Partido Comunista cambiase por última vez el nombre a la ciudad como muestra de su intención de establecer en ella la capital permanente del nuevo régimen, asignándole el nombre definitivo hasta la fecha de /Běijīng/Capital del Norte.

Aunque, un momento… ¿Hemos dicho ”Běijīng”? En 1949 ese NO podía ser el nombre “occidentalizado” de , ya que por aquel entonces todavía no existía el Pinyin, así que en realidad la transcripción a un nombre occidental del nombre chino de la ciudad se tuvo que llevar a cabo empleando el ya citado sistema de romanización postal de principios de siglo XX, por lo cual quedó en que para occidente el nombre de la ciudad sería "PEKING". Fue sólo a partir de 1958 (año en el que se estableció en China el uso del Pinyin como método de transcripción oficial) cuando se adoptó dentro del país la transcripción del nombre como "Beijing", una transcripción que se extendería ya de manera formal para su uso a nivel internacional en 1979, y que es la que empleamos hoy día.

Caracteres en este artículo:
-

-

-

-

-

-

-

-

-

-



Deja tu comentario:

img  img

APUNTATE AL NEWSLETTER:


© 2007-2011 - Chinoesfera.Com

Ofrecido por: Mundoesfera.Com



Hanzi