Aviso: este portal está en proceso de renovación. Algunas funciones pueden no estar disponibles de forma transitoria - 5 de febrero de 2016


img


  Aviso: Artículo nuevo: Curiosidades sobre el 'arroz de jade' — 14 de Junio de 2015 || Artículo nuevo: De Solterones y Solteronas... — 31 de Marzo de 2015

CULTURA - GACETA XIANZAI


Sobre los famosos Baozi


Por

Fernando García-Quismondo







Momo, Nikuman, Chūkaman, Bánh bao, Wang mandu, Manty, Siopao... No, no nos ocurre nada en la lengua: todos esos nombres hacen referencia en el idioma de distintos países (Nepal, Japón, Vietnam, Corea, Turquía, Filipinas...) a una delicia al vapor rellena de carne u otros ingredientes, un plato que en chino mandarín denominamos /bāozi, y que seguramente la mayoría de nuestros seguidores habrá probado en alguna ocasión.





El origen de los baozi no está claro pero, como suele ocurrir con todo aquello que ocurrió en la noche de los tiempos, siempre hay a mano alguna leyenda o mito pintorescos que nos hacen disfrutar con la imaginación. En el caso de los baozi, su presunto inventor es el famosísimo /Zhūgě Liàng que vivió del año 181 al 234 de nuestra era, un personaje conocido principalmente por su extraordinaria habilidad en el campo de la estrategia militar lo que ha supuesto que haya sido equiparado muy a menudo con el también famoso Sun Tzu, el autor de "El arte de la guerra". Las hazañas de Zhuge Liang como estratega, así como su hábil manejo de las condiciones meteorológicas en el campo de batalla, fueron plasmadas de manera magistral en el famoso "Romance de los Tres Reinos" en el que a su vez se basa la película de 2008 "Acantilado Rojo" que trata sobre la batalla que se produjo en aquel lugar a finales del año 209 de nuestra era.

Sin embargo, las habilidades de Zhuge Liang no sólo abarcaban temas relacionados con la estrategia militar, sino que también se le atribuyen (con mayor o menor criterio) una serie de inventos como la ballesta de repetición, las famosas linternas flotantes (que se lanzan en la festividad de dicho nombre), la carretilla (que en la antigua china llamaban /mùniúliúmǎ/"buey de madera"), y también... los mismísimos baozi.

Según esa leyenda, durante una campaña en el sur Zhuge Liang se encontró en la situación de que debía atravesar un río con sus tropas, pero la corriente del mismo impedía todo intento. Un cacique de la región indicó a Zhuge Liang que, de acuerdo a la tradición, para poder cruzar debería sacrificar a 50 hombres de la zona, arrojando al agua las cabezas de aquellos indígenas bárbaros (lo que en chino se pronunciaría /MÁNTÓU) para apaciguar a los espíritus que gobernaban el río. Como Zhuge Liang era un hombre sabio y compasivo (lo cual no era incompatible con ser un gran estratega...) consideró que aquella era una petición excesiva así que buscó una forma ingeniosa de cumplir con la presunta exigencia sin hacer daño a aquellos pobres infelices: Ordenó a sus cocineros sacrificar en su lugar a 50 animales y preparar unos bollos con forma de cabeza que, rellenos con la carne de los animales sacrificados y cocinados al vapor, se convirtieron en una nueva creación culinaria que bautizó como "", una palabra con la misma pronunciación "MÁNTOU" que la original correspondiente a las "cabezas de bárbaro". Con esta ingeniosa solución todos quedaron felices: los indígenas (más que nadie, seguramente...) porque salvaron sus cabezas, Zhuge Liang porque pudo atravesar el río, los espíritus del río (a los que seguramente les debía dar igual que les sacrificaran una cosa o la otra...) y, cómo no, todos nosotros, que hoy podemos disfrutar de este delicioso plato.

Dejando de lado esta simpática y ocurrente leyenda, hay que tener en cuenta que con el transcurrir del tiempo se comenzó a diferenciar el uso del nombre /bāozi para hacer referencia a los bollos al vapor que estaban RELLENOS dejando el nombre original de los mismos (/mántou) para aquellos bollos cocidos que NO tenían relleno. También con ese paso del tiempo los baozi fueron evolucionando de distinta manera a lo largo de las diferentes regiones del país llegando hasta la situación actual en la que no podemos decir que haya una "única variedad de baozi" porque en realidad hay más de diez variedades de los mismos, como por ejemplo el /chāshāobāo (típico baozi cantonés, relleno de cerdo asado), el /gǒubulǐ bāozi (típico en el norte, relleno de carne), el /xiǎolóngbāo (típico de Shanghai, aunque en este caso son unos baozi que se aproximan más a los jiaozi o empanadillas), el /shēngjiān mántóu (otro baozi también típico de Shanghai), etc., etc., así que, sintiéndolo mucho, nos tememos que no podemos compartir con nuestros seguidores "la receta de los baozi" porque, como decimos, hay muchísimas variedades en función de la región.









Llegado este momento, y a la vista de las imágenes que acompañan este artículo, quizá alguien se esté preguntando: "pero... ¿esos que llaman baozi no son los famosos DIM SUM omnipresentes en tantos y tantos restaurantes chinos?". La respuesta es negativa. En realidad el "dim sum" consiste en una gran variedad de pequeños platos que se toman como aperitivo o para almorzar en distintas partes de China. Entre estos platos evidentemente están los baozi que protagonizan nuestro artículo, pero además de ellos también están otros platillos de verduras al vapor, carne asada, sopa, etc., todos ellos acompañados siempre de un buen té. El conjunto es lo que forma realmente el "dim sum", una pronunciación que, por cierto, es cantonesa. La pronunciación equivalente en mandarín del cantonés "dim sum" sería "diǎnxin", y en ambos casos la escritura de la palabra es "".

Caracteres en este artículo:
-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-



Deja tu comentario:

img  img

APUNTATE AL NEWSLETTER:


© 2007-2011 - Chinoesfera.Com

Ofrecido por: Mundoesfera.Com



Hanzi